5 Consejos de gestión de tareas para entrenadores personales

Cuando decidí convertirme en entrenador personal no pensé que sería un trabajo difícil de hacer, sólo para darme cuenta de lo contrario después de unos meses en el negocio. Pensé que sería entrenar a los clientes todo el día y un montón de chocar los cinco. Pero el primer año en la industria del fitness para mí fue una gran lucha.

Más tarde descubrí que muchos fisioterapeutas, por desgracia, no llegarán al final del segundo año. Se dan cuenta de que no es un paseo por el parque, se queman y se rinden antes de averiguar cómo hacer que funcione. ¡No tiene que ser así para ti!

El éxito de tu negocio se reduce a muchas habilidades, una de las cuales tiene poco o nada que ver con lo buen entrenador que eres. Es la gestión de tareas. La habilidad de mantenerse organizado.

Los hábitos de la gente exitosa

En el libro «Eat That Frog» de Brian Tracy, Tracy habla de la «rana«. En resumen, la «rana» es la tarea más importante que debes realizar y que tendrá el mayor impacto en tu negocio: parece enorme, muy dura y fea pero debe hacerse para tener éxito y debe hacerse a primera hora de la mañana.

Cuando completas una tarea importante, tu cerebro libera endorfinas que te darán una sensación de logro y naturalmente te harán sentir más positivo.

El hábito de establecer prioridades y superar la postergación es una habilidad mental y física y como tal puedes aprenderla a través de la práctica y la repetición. Si sigues practicándola diariamente se convertirá en un hábito automático y fácil de hacer.

5 Consejos de gestión de tareas para entrenadores personales

5 Consejos de gestión de tareas para entrenadores personales

Cómo desarrollar un nuevo hábito:

  • No hay atajos – La práctica es la clave para dominar una habilidad. Como probablemente ya sabes, la mente es como un músculo: cuanto más la usas, más fuerte crece.
  • Las tres DDecisión de desarrollar el hábito – Disciplínate para practicar el comportamiento hasta que se convierta en automático – Determinación para mantener las prácticas hasta que el nuevo hábito se convierta en una parte permanente de tu personalidad.
  • Visualización – Imagínese como la persona eficiente y altamente productiva en la que le gustaría convertirse al hacer trabajos importantes de manera consistente.

Vamos a profundizar un poco más.

NetSportG te ayuda a practicar tu deporte favorito con tu entrenador personal

1. El poder de las listas

Piensa en el papel. Hay un dicho que dice que si pasas el 10% del tiempo que tienes para un proyecto con la planificación antes de empezar, te ahorrarás el 90% del tiempo que necesitas para hacer el trabajo una vez que empieces.

Empieza con el final en mente y trabaja hacia atrás para dividirlo en tareas más pequeñas.

Ejemplo:

Objetivo: reservar una consulta con un prospecto que haya rellenado un formulario en su página de destino.

Tareas:

  • Revisa tu agenda, escribe 2-3 veces que te gustaría ofrecer.
  • Escriba algunas preguntas para averiguar sus objetivos, historial de ejercicios, etc.
  • Escriba sus datos (nombre, edad, todo lo que ya sabe)
  • Haz la llamada.

Escribe diferentes listas con diferentes propósitos. Tener en cuenta el objetivo a largo plazo le ayudará a tomar mejores decisiones a diario. Crear listas para largo, medio y corto plazo pondrá las tareas en perspectiva y te dará instrucciones claras.

Ejemplos:

  • Lista maestra – Objetivos comerciales a largo plazo – por ejemplo, ganar 20 clientes permanentes al final del año
  • Lista mensual – Tareas como pagar el alquiler de la instalación y las facturas, etc.
  • Lista semanal – para tareas como la gestión del flujo de caja, el seguimiento de clientes, la programación de sesiones, etc.
  • Lista diaria: revisar y responder correos electrónicos, llamadas telefónicas, sesiones de trabajo, comidas, sus propios entrenamientos, etc.

2. La regla 80/20

Esta regla es uno de los conceptos más útiles de la gestión de la vida y el tiempo y puede aplicarse a muchos ámbitos de la vida.

En la gestión de tareas, se traduce en que el 20% de sus tareas representará el 80% del valor de lo que hace.

Esto significa que si tienes una lista de diez artículos para hacer, dos de ellos resultarán valer tanto o más que los otros ocho artículos juntos.

A menudo, nos inclinamos a clasificar las tareas fáciles primero, desafortunadamente esas son las que están en ese 80% que pueden no tener mucho impacto pero que nos ocuparán la mayor parte del tiempo.

Si quieres sentir que tienes el control, ¡asegúrate de completar primero el 20%!

3. El método ABCDE

Después de crear su lista diaria, use el método ABCDE para priorizar esas tareas. Etiquete cada elemento con las letras A, B, C, D o E siguiendo las pautas que se indican a continuación:

  • A: tarea «obligatoria«. Esta es la que si no la completa tendrá serias consecuencias para su negocio, como no pagar el alquiler.
  • B: Esta es la tarea «que debe hacer«. Esta también tendrá consecuencias si no la haces, pero no tan serias como con las tareas A, aunque alguien pueda estar descontento. Por ejemplo, llegar tarde a una sesión.
  • C: Algo que estaría bien hacer, pero que no tendrá consecuencias para tu negocio si no sucede, por ejemplo, llamar a un amigo.
  • D: Una tarea que puedes delegar en otra persona. Cuanto más delegue las tareas que no le necesitan, más tiempo tendrá para las tareas «A». Por ejemplo, social, de contenido o de marketing por correo electrónico
  • E: Algo que puedes eliminar completamente, no hará la diferencia si lo haces, y ya no es relevante. A menudo, es algo que haces por costumbre.

Como regla general, empiezas con la tarea A (si hay más, A1, A2, etc.), luego B y así sucesivamente. Nunca debes hacer una tarea B si hay una tarea A por hacer.

Una vez que hayas etiquetado todos los elementos de tu lista, estarás mucho más organizado y te será más fácil trabajar con la lista. Asegúrate de actuar inmediatamente.

Lista de tareas

Lista de tareas

4. Trabaja todo el tiempo que trabajes

Encontrar un equilibrio entre el trabajo, la vida y la familia es tan importante para su negocio como para su propia salud. La calidad de vida le llevará más lejos, mientras que la falta de sueño, la falta de ejercicio y las largas y estresantes horas de trabajo le llevarán directamente al agotamiento.

Ejemplo:
Utilice un planificador de tiempo y programe bloques de tiempo para diferentes tareas y actividades, incluyendo sesiones con clientes, tiempo con la familia, entrenamiento, dormir y reunirse con usted mismo para realizar las tareas más importantes. Siempre calcule un 20% extra para contingencias ya que la mayoría de las tareas toman más tiempo del que usted anticipa.

Una vez que haya terminado su horario (puede hacerlo como una tarea semanal), asegúrese de concentrarse en esa única actividad en ese bloque de tiempo, apague cualquier distracción y haga lo más que pueda.

5. Cortar y cortar una tarea

Cuando una tarea es demasiado grande hay formas de dividirla en trozos más pequeños y tomar una pieza a la vez hará que sea más fácil terminarla.

Puedes crear tareas más pequeñas dentro de la tarea (método del salami) y decidir completarlas una por una o puedes fijarte un límite de tiempo (queso suizo) y trabajar en esa tarea específica por tan sólo 5 o 10 minutos, y luego concentrarte en otras actividades antes de regresar.

Ejemplos

Salami:

  • Tarea: Diseñar un programa de entrenamiento que incluya calentamiento, fuerza y sección cardiovascular con enfriamiento al final.
  • Solución: Crear la estructura principal y luego dividirla en secciones. Toma una sección a la vez y diseña los ejercicios.

Queso suizo:

  • Tarea: Necesitas escribir una entrada en el blog.
  • Solución: Usa 10 minutos para trabajar en él en fases entre otras tareas que debes realizar.

Resumiendo

El principio fundamental para convertirse en un profesional más eficiente, productivo y seguro de sí mismo es ser capaz de tomar el control de su tiempo y gastar su energía en tareas que impulsen su negocio y asegurar que se dirige en la dirección correcta.

NetSportG la aplicación para entrenadores