7 Razones por las cuales un parón en la práctica del triatlón puede ser positiva

La vida ha cambiado dramáticamente en el último mes mientras tratamos de frenar la propagación del Coronavirus. Estamos confinados a nuestras casas, con carreras canceladas, piscinas cerradas y entrenamiento restringido. A pesar de la situación sin precedentes, desde Paddle Pedal Pace, en UK, se señalan de manera acertada cosas positivas a este break:

  1. Dar a las lesiones y molestias la oportunidad de sanar

    Muchos triatletas somos culpables de seguir entrenando con un fastidio y de soportar el dolor que sólo lo agrava aún más. Sin carreras en el horizonte, esta es su oportunidad de dejar que las lesiones y molestias sanen adecuadamente con el descanso y el trabajo de fuerza/movilidad. Personalmente, me hice una lesión en la cadera el primer día que comenzó el distanciamiento social. Increíblemente frustrante, ya que había estado corriendo bien recientemente, pero estoy tratando de verlo como una oportunidad para rehabilitarme completamente sin la presión de entrenar para una carrera.

  2. Trabajar en la movilidad/flexibilidad/fuerza/acondicionamiento

    Incluso si no tienes ninguna lesión molesta, siempre vale la pena dedicar tiempo a actividades para mejorar la fuerza, el acondicionamiento, la movilidad y la flexibilidad. Una vez más, es algo que a menudo se queda en el camino cuando intentamos encajar en nuestras sesiones de natación, ciclismo y carrera. Hay tantos contenidos disponibles en línea ahora, como clases virtuales de yoga/pilates, que es más fácil que nunca trabajar en diferentes aspectos de tu estado físico mientras nos quedamos en casa.

  3. Quítate la presión y disfruta de la actividad

    Cuando hay una carrera grande y desafiante en tu diario, trae un elemento de presión (que normalmente se auto-impone). Ahora que las carreras se han cancelado para el futuro inmediato, la presión se ha eliminado y podemos hacer ejercicio para divertirnos y estar en forma sin ninguna expectativa. Mi entrenador ha reducido la intensidad de mis sesiones, ya que no tiene sentido entrenar duro ahora mismo. Sólo me mantengo activo, manteniendo una rutina y disfrutando del levantamiento de ánimo sin ninguna presión.

  4. Probar otros hobbies

    El triatlón puede ser muy absorbente, se apodera de nuestras vidas y nos deja poco tiempo para nada más. Tener un descanso forzoso del entrenamiento nos recuerda que hay más en la vida que el triatlón. Cambia tus energías para centrarte en hobbies alternativos o empezar un nuevo proyecto. Intenta dibujar, pintar, leer, aprender un idioma, tomar un curso, ver Netflix o cocinar una nueva receta. He estado trabajando en mi calificación de Entrenador Personal y terminando un proyecto de punto de cruz que empecé en 2010! Probablemente nunca me pondría a hacer estas cosas si estuviera entrenando para el triatlón.

  5. Dale un respiro a tu piel y tu cabello

    Nadar frecuentemente en una piscina realmente seca tu pelo y tu piel… sin mencionar el olor a cloro y el picor. El descanso forzado significa que tu estado físico al nadar disminuirá, pero por el lado positivo, tu piel y tu cabello se sentirán más saludables y menos secos.

    7 Razones por las cuales un parón en la práctica del triatlón puede ser positiva

    7 Razones por las cuales un parón en la práctica del triatlón puede ser positiva

  6. Duerme más y descansa más

    El sueño es otro aspecto de la salud que es tan comúnmente descuidado por los ocupados triatletas. El entrenamiento en un día típico significa muchas sesiones temprano en la mañana y tarde en la noche. Me levantaba a las 5.30am varias veces a la semana para ir a la piscina o al gimnasio antes de trabajar. Ahora que estoy trabajando desde casa, no hay tiempo de desplazamiento, ¡lo que significa que puedo quedarme en la cama por más tiempo! Por fin estoy durmiendo las 8 horas recomendadas, lo que mi cuerpo me agradece.

  7. Apreciar por qué te gusta el triatlón

    El largo período de descanso nos recuerda por qué amamos el triatlón y lo afortunados que somos de poder hacer este deporte. Personalmente he aprendido cuánto extraño la camaradería de entrenar en grupo con mis compañeros de club. Nunca daré por sentado que puedo nadar, andar en bicicleta y correr con mis amigos.
    En el gran esquema de las cosas, tomar un descanso forzoso del entrenamiento del triatlón no es el fin del mundo y hay cosas positivas en esta inusual situación. Pronto volveremos a entrenar y a correr, pero por ahora acepten el descanso, manténganse sanos y sean positivos.