¿Cómo gestionar una marca personal?

Las marcas fuertes son aquellas que transmiten valores, personalidad concreta, que nos transmite seguridad y satisfacción cuando la poseemos.

Un entrenador personal debe gestionar su marca personal, y establecer una coherencia personal.

Del mismo modo que la imagen de la empresa influye en la imagen personal, la imagen de un individuo puede tener un impacto sobre la imagen de la empresa.

Cómo gestionar una marca personal

Cómo gestionar una marca personal

Esto se traduce en una serie de recomendaciones:

  • En primer lugar, define tu propuesta de valor, es decir, aquello que puedes hacer para solucionar algún problema a los demás. En definitiva, es lo que a los demás les importa de ti.
  • Trabaja un mensaje corto para explicar lo que ofreces cuando el tiempo sea muy escaso. Algo así como elevator pitch, es decir, en el plazo de un minuto que tardaba en subir el ascensor, explica tu propuesta.
  • Transmite una imagen limpia y aseada.
  • Personaliza la atención, de manera que no te distraigas en cosas que no son tu cliente, puesto que hay errores comunes como: no atender el móvil cuando estés con un cliente, así como llega siempre con tiempo de antelación.
  • Escúchalos, es más importante y difícil escuchar que hablar. Si te transmiten sus problemas no intentes compartir los tuyos, así como no preguntes más de lo necesario.
  • No intentes insinuar que un horario te viene mejor que otro para llevar una agenda más holgada.
  • Establece un horario para contactar con los clientes, de manera que no se contacte con ellos a horas intempestivas.
  • Por último, y ahora que está de moda: cuidado con las redes sociales y la información que aparece en ellas. Esto no implica que no seas activo y hacer publicaciones regularmente. Comparte tus propios contenidos y también aquellos de lo que hablan otros profesionales de tu sector.

 

NetSportG la aplicación para entrenadores