El ejercicio físico en la salud y el rendimiento académico de los niños

Afirma un miembro de la Universidad de Cantabria y miembro de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia que

para tener un crecimiento normal, de acuerdo al potencial genético de cada uno es básico hacer ejercicio, no es que por hacerlo uno vaya a tener una talla superior a la que dicen sus genes, pero si puede ocurrir que, si no se hace, uno se quede más bajo que sus padres o abuelos”.

El ejercicio físico en la salud y el rendimiento académico de los niños

El ejercicio físico en la salud y el rendimiento académico de los niños

Al margen de la talla final que uno alcance, los médicos han comprobado que practicar ejercicio proporciona unos huesos con mayor densidad mineral, es decir, más fuertes y con más calcio.

Además de los efectos antes mencionados favorece la autoestima, y consecuentemente un joven con autoestima rinde mejor en el estudio, y le cuesta menos relacionarse.

Para tener un crecimiento normal, de acuerdo al potencial genético de cada uno es básico hacer ejercicio, no es que por hacerlo uno vaya a tener una talla superior a la que dicen sus genes, pero si puede ocurrir que, si no se hace, uno se quede más bajo que sus padres o abuelos”.

Mejora en la adquisición de conocimientos

Asimismo, esto se traduce en una mejora en la adquisición de conocimientos y esto ha sido ratificado por un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid. Otro estudio de la Universidad de Granada ha demostrado que mejorar la capacidad aeróbica y la habilidad motora a través del ejercicio físico en esta edad provoca un mayor volumen de materia gris en áreas corticales y subcorticales del cerebro.

Por último, resaltar, en el plano académico, un profesor de la Escuela de Medicina de Harvard estimó que:

“realizar ejercicio físico regularmente es bueno para mejorar la percepción que tenemos de nosotros mismos, nuestro estado de ánimo, la memoria o el aprendizaje”.