El ejercicio puede retardar o prevenir el desarrollo de la degeneración macular

Un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia encontró que el ejercicio redujo el dañino crecimiento excesivo de los vasos sanguíneos en los ojos de los ratones de laboratorio hasta en un 45%. Esta maraña de vasos sanguíneos es un contribuyente clave a la degeneración macular y varias otras enfermedades oculares.

El estudio representa la primera evidencia experimental que demuestra que el ejercicio puede reducir la gravedad de la degeneración macular, una de las principales causas de la pérdida de visión, según informan los científicos. Se estima que diez millones de estadounidenses tienen esta condición.

«Hace tiempo que se cuestiona si mantener un estilo de vida saludable puede retrasar o prevenir el desarrollo de la degeneración macular. La forma en que esa pregunta ha sido respondida históricamente ha sido a través de encuestas a las personas, preguntándoles qué comen y cuánto ejercicio realizan«,

dijo el investigador Bradley Gelfand, del Centro para la Ciencia de la Visión Avanzada de la UVA.

«Ese es básicamente el estudio más sofisticado que se ha hecho. El problema con eso es que la gente es notoriamente mal informante de sí misma… y eso puede llevar a conclusiones que pueden o no ser verdad. Este [estudio] ofrece evidencia sólida del laboratorio por primera vez».

De manera tentadora, la investigación encontró que la barrera para recibir los beneficios del ejercicio era relativamente baja: más ejercicio no significaba más beneficio.

«Los ratones se parecen a las personas en que hacen un espectro de ejercicio. Mientras tuvieran una rueda y corrieran sobre ella, habría un beneficio»,

dijo Gelfand.

«El beneficio que obtuvieron se satura con bajos niveles de ejercicio».

El ejercicio puede retardar o prevenir el desarrollo de la degeneración macular

El ejercicio puede retardar o prevenir el desarrollo de la degeneración macular

Una prueba inicial que comparó a los ratones que se ejercitaron voluntariamente contra los que no lo hicieron encontró que el ejercicio redujo el sobrecrecimiento de los vasos sanguíneos en un 45%. Una segunda prueba, para confirmar los resultados, encontró una reducción del 32%.

Los científicos no están seguros de cómo el ejercicio previene el sobrecrecimiento de los vasos sanguíneos. Podría haber una variedad de factores en juego, dicen, incluyendo el aumento del flujo sanguíneo a los ojos.

El inicio de la pérdida de visión se asocia a menudo con una disminución del ejercicio

El investigador, Sr. Gelfand, del Departamento de Oftalmología y del Departamento de Ingeniería Biomédica de la UVA, señaló que el inicio de la pérdida de visión se asocia a menudo con una disminución del ejercicio.

«Es bastante conocido que a medida que los ojos y la visión de las personas se deterioran, su tendencia a realizar actividad física también disminuye» «Puede ser un desafío estudiar en las personas mayores… ¿Cuánto de eso es una causa de la otra?»

Los investigadores ya han presentado propuestas de subvención con la esperanza de obtener fondos para continuar con sus hallazgos.

«El siguiente paso es analizar cómo y por qué sucede esto, y ver si podemos desarrollar una píldora o método que le dé los beneficios del ejercicio sin tener que hacer ejercicio»,

dijo Gelfand.

«Estamos hablando de una población bastante mayor [de personas con degeneración macular], muchos de los cuales podrían no ser capaces de llevar a cabo el tipo de régimen de ejercicio que se requiere para ver algún tipo de beneficio».

(Instó a la gente a consultar a sus médicos antes de comenzar cualquier programa de ejercicios agresivos).

Gelfand, reveló una motivación secreta para la investigación:

«Una de las razones por las que quería hacer este estudio era algo egoísta. Esperaba encontrar alguna razón para no hacer ejercicio»

, bromeó.

«Resultó que el ejercicio es realmente bueno para ti».