Estudios sobre el impacto de la práctica de deporte en edad escolar

A través de los siguientes estudios que se van a presentar, apoyándonos en la grandísima disertación realizada por los autores William Ramirez, Stefano Vinaccia y Gustavo Ramón Suárez, se pretende llamar la atención del impacto beneficioso, generalmente, de la práctica de deporte en edad escolar.

En un estudio realizado por los autores Teixeira y Kalinoski a través de cuestionarios a padres de niños en edad escolar, se les preguntó por los motivos que tenían para matricular a sus hijos en escuelas deportivas y la relación del deporte y la escuela.

Estudios sobre el impacto de la práctica de deporte en edad escolar

Estudios sobre el impacto de la práctica de deporte en edad escolar

Los resultados son llamativos:

  • el 85,5% de los padres matriculan a sus hijos porque el deporte mejora los procesos de socialización en los niños
  • el 8,5% porque desean formar futuros atletas.

Asimismo, el 80,9% de los padres señalan que la escuela como la formación en un deporte tienen la misma importancia en el sentido que despiertan en el niño la responsabilidad para dividir su tiempo, trabajar en grupo, etc.

El deporte favorece la capacidad de aceptar valores morales y éticos

En este sentido, el autor Massengale señala que, dentro de la escuela, el deporte favorece la capacidad de aceptar valores morales y éticos a través del comportamiento aprendido como deportista, establece comunicaciones verbales y no verbales mediante el desarrollo de un lenguaje específico y de unos gestos, y crea un ambiente cultural para el deportista, considerado actualmente un héroe popular moderno.

Otros autores señalan que los jóvenes que practican una actividad adicional a la contemplada en los programas de formación en las escuelas tienden a mostrar mejores cualidades como un funcionamiento mejor del cerebro, es decir, niveles más altos de concentración de energía, cambios en el cuerpo que mejoran la autoestima y mejor comportamiento a la hora del aprendizaje.

Finalmente, en dos estudios especialmente interesantes, se compararon estudiantes de una escuela que ofrecía educación física durante 1 o 2 horas al día con otra que no ofrecía ningún tipo de actividad física, centrándose exclusivamente en temas académicos. Después de 9 años, los integrantes de la escuela que realizaban deporte dieron muestras de mejor salud, actitud, disciplina, entusiasmo y funcionamiento académico que los integrantes de la otra escuela.