La práctica de golf regularmente podría mejorar la salud de los mayores

Se descubrió que jugar al golf con regularidad, al menos una vez al mes, reduce el riesgo de muerte entre los adultos mayores, según una  investigación preliminar que se presentó en la Conferencia Internacional de Accidentes Cerebrovasculares 2020 de la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares, en Los Ángeles, una reunión de primera línea mundial para investigadores y clínicos dedicados a la ciencia de los accidentes cerebrovasculares y la salud cerebral.

Beneficios y reducción del estrés y el ejercicio regular

El golf, un deporte que practican aproximadamente 25 millones de estadounidenses, puede proporcionar beneficios como la reducción del estrés y el ejercicio regular. Debido a su naturaleza social y a su ritmo controlado, las personas suelen mantener la motivación y la capacidad de seguir practicando el deporte incluso en la vejez y después de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

La práctica de golf regularmente podría mejorar la salud de los mayores

La práctica de golf regularmente podría mejorar la salud de los mayores

«Nuestro estudio es quizás el primero de su tipo en evaluar los beneficios de salud a largo plazo del golf, particularmente uno de los deportes más populares entre las personas mayores en muchos países»,

dijo el Dr. Adnan Qureshi, autor principal y director ejecutivo de los Institutos de Apoplejía Zeenat Qureshi y profesor de neurología en la Universidad de Missouri en Columbia, Missouri.

«Las Guías de Actividad Física del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos para los estadounidenses aún no incluyen el golf en la lista de actividades físicas recomendadas. Por lo tanto, esperamos que los resultados de nuestra investigación ayuden a expandir las opciones para que los adultos incluyan el golf».

Los investigadores analizaron los datos del Estudio de Salud Cardiovascular, un estudio de observación basado en la población sobre los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares en adultos de 65 años o más. Desde 1989 y hasta 1999, los participantes se sometieron a extensos exámenes clínicos anuales y a visitas clínicas cada seis meses durante el período de 10 años. Una vez terminadas las visitas clínicas, los pacientes eran contactados por teléfono para determinar cualquier ocurrencia de eventos de ataque cardíaco y apoplejía. Los pacientes que jugaban al golf por lo menos una vez al mes eran considerados golfistas regulares.

De casi 5,900 participantes, con una edad promedio de 72 años, los investigadores identificaron a 384 golfistas (41.9% hombres). Durante el seguimiento, el 8,1% de los golfistas habían sufrido apoplejías y el 9,8% de los golfistas habían sufrido ataques cardíacos. Al comparar los índices de muerte entre los golfistas y los no golfistas, los investigadores encontraron un índice de muerte significativamente menor entre los golfistas en comparación con los no golfistas, 15.1% en comparación con el 24.6%, respectivamente.

«Aunque caminar y trotar de baja intensidad puede ser un ejercicio comparable, les falta la emoción competitiva del golf»,

dijo Qureshi.

«El ejercicio regular, la exposición a un ambiente menos contaminado y las interacciones sociales que proporciona el golf son positivas para la salud. Otro aspecto positivo es que los adultos mayores pueden seguir jugando al golf, a diferencia de otros deportes más agotadores como el fútbol, el boxeo y el tenis. Otros aspectos positivos son el alivio del estrés y la relajación, para los que el golf parece más adecuado que otros deportes».

Aunque los investigadores no pudieron determinar si el golf tenía un impacto directo en la reducción del riesgo de ataque cardíaco o derrame cerebral, actualmente están realizando análisis adicionales para identificar qué otras condiciones de salud pueden beneficiarse de la práctica regular del golf. Tampoco especificaron si los golfistas caminaban o iban en un carrito de golf. Los investigadores están realizando actualmente análisis adicionales para determinar si el género y la raza de los golfistas tiene algún efecto en sus conclusiones.

NetSportG la aplicación para entrenadores