¿Material para unos cascos de fútbol americano que puedan reducir las lesiones en la cabeza?

Científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara, HRL Laboratories LLC, y el Laboratorio de Investigación del Ejército de los Estados Unidos han desarrollado almohadillas elásticas de microredes que pueden soportar tanto los golpes individuales como una serie de impactos mejor que las espumas de última generación existentes utilizadas en los cascos de fútbol. Su investigación, publicada el 27 de noviembre en la revista Matter, sugiere que el material puede allanar el camino para que los cascos protejan mejor a los jugadores de fútbol americano y a otros atletas de las lesiones cerebrales causadas por los repetidos golpes en la cabeza.

Los cascos que se utilizan tanto en el combate como en el fútbol americano requieren materiales que absorban los impactos y que protejan contra los impactos continuos, pero sigue siendo difícil diseñar materiales que sigan siendo eficaces a lo largo del tiempo sin comprometer el volumen, la masa o el costo. Aunque las espumas para cascos han evolucionado en los últimos decenios, las mejoras han sido relativamente marginales.

«Nuestra tecnología podría revolucionar los cascos de fútbol, bateo, bicicleta y motocicleta, haciéndolos más protectores para el usuario y mucho más fáciles de llevar en la cabeza debido al aumento del flujo de aire»,

dice Eric Clough, investigador de los Laboratorios HRL, estudiante de doctorado en ciencias de los materiales de la Universidad de California, Santa Bárbara, y científico principal del estudio.

El material de microredes a base de fotopolímeros se parece al famoso diseño de hierro forjado de la Torre Eiffel: es robusto pero permite el paso del aire, una propiedad que mantendría la cabeza de los atletas más fría que los cascos existentes. Esta estructura también hace que el material sea altamente ajustable, por lo que los ingenieros pueden adaptarlo fácilmente para absorber diferentes niveles y tipos de impactos ajustando sus componentes.

Material para unos cascos de fútbol americano que puedan reducir las lesiones en la cabeza

Material para unos cascos de fútbol americano que puedan reducir las lesiones en la cabeza

Para probar lo bien que tres variaciones diferentes del material de microredes absorben los impactos en comparación con las espumas tradicionales, los investigadores primero usaron un accesorio de doble yunque para simular impactos similares a los que se producirían en una almohadilla situada dentro de un casco, lo que les permitió medir la respuesta del material por sí solo sin tener en cuenta la forma del casco y otras propiedades. A continuación, adaptaron el material en almohadillas de casco y las probaron de acuerdo con las especificaciones de las pruebas de Cascos de Combate Avanzado del Ejército de los Estados Unidos, observando su capacidad para soportar múltiples golpes consecutivos.

El material de microredes  absorbió hasta un 27% más de energía

El material de microredes de mejor rendimiento del equipo absorbió hasta un 27% más de energía en un solo impacto que la actual espuma de poliestireno expandido más eficaz y absorbió hasta un 48% más de energía de manera eficiente en comparación con la espuma de nitrilo de vinilo superior durante los impactos repetidos. El material también superó a los diseños de microredes de la competencia, absorbiendo casi un 14% más de energía de un solo impacto y permaneciendo intacto para absorber la siguiente ronda de impactos en lugar de doblarse irreversiblemente después de un golpe.

«Un notable porcentaje de mejora en la absorción de impactos era algo que esperábamos, pero las cifras reales fueron mejores de lo que esperábamos»,

dice Clough.

«Nuestras pruebas muestran que las almohadillas funcionan mejor que cualquier otra cosa en el mercado actual».

La empresa de tecnología deportiva VICIS ha licenciado la tecnología de almohadillas de microredes a través de HRL, y los investigadores planean investigar el uso del material en la protección militar de la cabeza. Sin embargo, Clough advierte que el material no es una «bala mágica» capaz de proteger al usuario de todas las lesiones en la cabeza.

«Los usuarios de cascos con nuestro acolchado pueden disfrutar de los beneficios, pero nunca deben asumir que están completamente protegidos de las lesiones o buscar probar los límites del producto, posiblemente poniéndose en peligro innecesariamente»

, dice.

«Incluso un gran casco no siempre puede protegerte de todas las lesiones todo el tiempo».

NetSportG la aplicación para entrenadores