Nuevos estudios relacionados con la práctica de ejercicio físico en adultos

Aunque la gente no tome en cuenta las pequeñas recomendaciones, las mayores evidencias empíricas que confirman los beneficios del ejercicio físico, tanto a nivel cognitivo como emocional, provienen del ejercicio aeróbico o cardiovascular, como por ejemplo caminar, correr, nada o ir en bicicletas y, en menor medida, del ejercicio de fuerza o resistencia muscular.

Nuevos estudios relacionados con la práctica de ejercicio físico en adultos

Nuevos estudios relacionados con la práctica de ejercicio físico en adultos

En la gran obra, como es “Neurociencia, deporte y educación” se señalan los estudios que se nombran a continuación y que llaman extremadamente la atención. En general, el ejercicio físico de intensidad moderada tiene una incidencia mayor en las funciones ejecutivas del cerebro.

En este sentido, en un estudio en el que participaron estudiantes deportistas de 20 años se comprobó que los que los que realizaban unas pruebas de vocabulario tras 3 minutos de sprints aprendían palabras un 20% más rápido que aquellos que realizaban una prueba aeróbica de baja intensidad o aquellos que no se ejercitaban. Asimismo, sus análisis de sangre revelaron mayores concentraciones de dopamina y noradrenalina tras la actividad físicas y cuyos niveles están asociados a un aprendizaje a corto, medio y largo plazo del nuevo vocabulario.

Mejores resultados en las pruebas de velocidad de procesamiento de la información

Por otro lado, en otro estudio en el que participaron 1927 adultos con edades entre 45 y 70 años reveló que aquellos que llevaban una vida más activa practicando algún deporte, caminando, montando en bicicleta o realizando trabajos domésticos cotidianos obtuvieron mejores resultados en las pruebas de velocidad de procesamiento de la información, memoria y flexibilidad mental.

El deporte mejora la capacidad de aprendizaje

El deporte mejora la capacidad de aprendizaje

Cuando personas adultas con edad superior a 30 años han participado en programas de entrenamiento aeróbico durante 12 semanas, se observa: mayor capacidad cardiorrespiratoria y mejor capacidad de aprendizaje.

Es por ello, que es esencial, en la medida de lo posible ir andando o en bici a trabajar; o, algo tan sencillo como comprarse una bicicleta estática y pedalear 15 minutos al día mientras se lee o se repasan apuntes o informes.