Otras opciones para la apnea del sueño

La prestigiosa revista de Harvard trae un artículo interesante sobre un problema que afecta el descanso de millones de personas.

La apnea del sueño es un trastorno que afecta a más de 18 millones de adultos en los Estados Unidos, según la Fundación Nacional del Sueño. El tratamiento más común recomendado para esta condición, que puede variar de leve a grave, es la máquina CPAP. Pero debido a que puede ser voluminosa, ruidosa e incómoda de usar, la mayoría de los pacientes no la usan.

Sin embargo, dependiendo de numerosos factores, existen algunos tratamientos alternativos a la CPAP. Algunos son más convenientes, mientras que otros son más invasivos. Pero antes de explorar las opciones de tratamiento de la apnea del sueño, es importante saber más sobre la enfermedad en sí.

Síntomas y causas de la apnea del sueño

La apnea del sueño causa pausas repetidas en la respiración durante la noche. En la forma más común, la apnea obstructiva del sueño, los músculos de la garganta se relajan, dejando que el tejido de la parte posterior de la garganta se caiga y obstruya las vías respiratorias.

Además de causar somnolencia diurna, la apnea del sueño está relacionada con una serie de condiciones de salud adversas. Estas incluyen la diabetes tipo 2, la obesidad y la presión arterial alta. Recibir tratamiento tan pronto como sea posible puede ayudar a prevenir complicaciones como éstas.

La apnea del sueño leve puede responder a cambios en el estilo de vida, como por ejemplo:

1. Pérdida de peso

El sobrepeso es uno de los mayores riesgos de la apnea del sueño. Perder sólo el 10% del peso corporal puede reducir el número de episodios de apnea. Una forma en que la pérdida de peso puede ayudar a las personas a respirar más fácilmente por la noche es reduciendo la grasa de la lengua, según han descubierto los investigadores. Perder suficiente peso a veces puede curar la afección.

2. Dejar de fumar

El humo del tabaco puede hacer que las vías respiratorias se hinchen, empeorando la apnea del sueño.

3. No beber alcohol

Beber antes de la hora de acostarse puede hacer que los músculos de las vías respiratorias superiores se relajen, haciendo que el tejido caiga hacia las vías respiratorias.

4. Dormir de lado

Dormir de espaldas puede empeorar los ronquidos y la apnea del sueño. Coser una pelota de tenis en la parte posterior del pijama o usar una almohada en forma de cuña puede ayudar a mantenerlo de lado.
Una apnea del sueño más grave puede requerir una visita a un médico de atención primaria o a un otorrinolaringólogo (especialista en otorrinolaringología) para una evaluación y un tratamiento.

Opciones para la apnea del sueño

Opciones para la apnea del sueño

NetSportG te ayuda a practicar tu deporte favorito con tu entrenador personal

Tratamiento de la CPAP

Abreviatura de presión positiva continua en las vías respiratorias, la CPAP es un tratamiento común para la apnea del sueño de moderada a grave (aunque las investigaciones sugieren que también puede ser útil para las personas con apnea del sueño leve). Consiste en una máscara que se usa sobre la boca y la nariz durante el sueño. Algunas personas pueden usar una máscara que sólo cubre la nariz, siempre y cuando sean capaces de mantener la boca cerrada durante el sueño.

La máscara está conectada a una máquina que sopla aire suavemente en las vías respiratorias para mantenerlas abiertas. La CPAP es un tratamiento eficaz, pero también puede ser tosco. La incomodidad es una de las razones por las que hasta el 83% de las personas que prueban el CPAP no siguen el tratamiento.

El CPAP utiliza el mismo nivel de presión cuando se inhala y exhala. Si no mejora lo suficiente la condición, existe una variación de este dispositivo llamado dispositivo de presión positiva de dos niveles en las vías respiratorias (BPAP). El BPAP empuja el aire hacia los pulmones con más fuerza en la inhalación que en la exhalación, para mejorar el flujo de aire.

 

6 Opciones mencionadas en la revista no relacionadas con el BPAP a considerar:

Si ha probado medidas de estilo de vida o CPAP durante unos meses y sigue teniendo problemas con la apnea del sueño, puede considerar uno de estos procedimientos para eliminar el exceso de tejido para que ya no bloquee la garganta:

  • Los aparatos bucales están hechos a medida por su dentista y están diseñados para empujar la mandíbula inferior y la lengua hacia adelante o mantener la lengua en su lugar para mantener la vía respiratoria abierta mientras duerme. Esta opción es a menudo preferida por aquellos que califican porque es más conveniente y menos costosa.
  • La uvulopalatofaringoplastia remueve el tejido de la parte superior de la boca y la parte posterior de la garganta. A veces, los médicos extirpan las amígdalas y adenoides grandes, para crear más espacio para que el aire fluya. Algunos pacientes, sin embargo, pueden seguir necesitando tratamiento con CPAP después del procedimiento.
  • La somnoplastia utiliza energía de radiofrecuencia para recortar el exceso de tejido en la vía respiratoria superior.
  • Estimulación del nervio hipogloso. El nervio hipogloso controla el movimiento de la lengua. Este dispositivo relativamente nuevo se coloca debajo de la piel del pecho monitorea la respiración y estimula este nervio cuando se detiene la respiración, para alejar la lengua de la abertura de la vía respiratoria. El procedimiento es costoso y puede no estar cubierto por el seguro.
  • La cirugía nasal se puede realizar para corregir un tabique desviado – una pared mal alineada entre los pasajes nasales que hace que la abertura de un pasaje de aire sea más pequeña que la del otro.
  • Avance mandibular o maxilar. En casos de apnea del sueño grave, este procedimiento puede hacer avanzar los huesos de la mandíbula de forma permanente para ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias.
NetSportG la aplicación para entrenadores