¿Se podría prescribir por parte de los médicos el ejercicio físico como parte de un tratamiento?

Es una buena pregunta a estas alturas. Para ello he querido coger algunas puntualizaciones del manual mencionado en anteriores entradas “Actividad Física y deporte. Claves para una vida sana”:

Según Ricardo Ortega, coordinador del manual prescripción de ejercicio en el tratamiento de enfermedades crónicas:

“El ejercicio físico es la medicina más barata, con mayor número de indicaciones y menos efectos secundarios, pero, como ocurre con los fármacos, necesita aplicarse en las dosis efectivas y precisa el cumplimiento del paciente”.

En este sentido, el Dr. Darío Sanmiguel, jefe de Salud Deportiva del Hospital Vithas Nisa 9 de octubre de Valencia,

“el ejercicio físico se utiliza también en pacientes con cáncer como parte de su tratamiento y es beneficioso incluso en fases terminales de cáncer, aunque es importante ajustar la dosis a cada paciente”.

Ejercicio físico como parte del tratamiento o medicina junto a otros fármacos.

La respuesta a la pregunta es que sí, cada vez es mayor el número de expertos en medicina que prescriben el ejercicio físico como parte del tratamiento o medicina junto a otros fármacos. Por poner ejemplos, en ambulatorios de Donostia, los médicos han llegado a prescribir y establecer consejos en la práctica de ejercicio para practicar ejercicio físico en los polideportivos, desde 2017. En Benicarló, se está llevando a cao un proyecto conocido como “Viu Actiu” que se desarrolla en colaboración entre la Consejería de Sanidad y el Ayuntamiento, consistiendo en disponer de un profesional del deporte en el centro de salud, que atiende según las necesidades y los parámetros de los médicos.

Se podría prescribir por parte de los médicos el ejercicio físico como parte de un tratamiento

Se podría prescribir por parte de los médicos el ejercicio físico como parte de un tratamiento

Por último y para resaltar los importantes beneficios, la Consejería de Salud de Murcia también se ha adentrado en esta medida pionera, centrándose en este caso en pacientes con cardiopatías. Es por ello, que debemos tener presente que la práctica de ejercicio físico es un buen ejercicio de prevención a largo plazo, con efectos tanto físicos como psíquicos.