Un estudio encuentra que el ejercicio aumenta los beneficios de la leche materna para los bebés

Un nuevo estudio dirigido por investigadores del Centro Médico Wexner y la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio encuentra que incluso el ejercicio moderado durante el embarazo aumenta un compuesto en la leche materna que reduce los riesgos de por vida del bebé de sufrir problemas graves de salud como diabetes, obesidad y enfermedades cardíacas.

«Hemos hecho estudios en el pasado que han demostrado que el ejercicio materno mejora la salud de la descendencia, pero en este estudio, queríamos comenzar a responder la pregunta de por qué»,

dijo Kristin Stanford, investigadora del Centro de Investigación sobre Diabetes y Metabolismo del Centro Médico Wexner de la Estatal de Ohio y autora principal del estudio.

«Debido a que hay evidencia de que la leche materna juega un papel importante, queríamos aislar los efectos de la leche materna en la salud de la descendencia».

Para ello, Stanford y su equipo, que incluye investigadores del Centro de Nutrición Infantil de la Universidad de California en San Diego, Arkansas, y del Centro de Diabetes Joslin, estudiaron ratones nacidos de madres sedentarias y los alimentaron con leche de madres activas durante el embarazo.

El estudio

Encontraron que los beneficios de salud de las madres en forma se transfirieron a las crías, lo que prueba que, de hecho, se transmitieron a través de la leche materna y no simplemente por rasgos genéticos heredados.

Un estudio encuentra que el ejercicio aumenta los beneficios de la leche materna para los bebés

Un estudio encuentra que el ejercicio aumenta los beneficios de la leche materna para los bebés

Los investigadores también hicieron un seguimiento de unas 150 mujeres embarazadas y en el posparto usando rastreadores de actividad y encontraron que las que tenían más pasos por día tenían una mayor cantidad de un compuesto conocido como 3SL en su leche materna, que creen que es responsable de estos beneficios para la salud.

«El aumento en el 3SL no estaba necesariamente relacionado con la intensidad del ejercicio, así que incluso el ejercicio moderado como una caminata diaria es suficiente para cosechar los beneficios»,

dijo Stanford, profesor asociado de fisiología y biología celular en el Instituto de Investigación del Corazón y los Pulmones Dorothy M. Davis de la Estatal de Ohio.

«El ejercicio también es estupendo para su salud general durante y después del embarazo, así que cualquier cosa que pueda hacer para ponerse en movimiento le beneficiará tanto a usted como a su bebé«.

Debido a que muchas mujeres no pueden amamantar o experimentan complicaciones que requieren reposo en cama, los investigadores están examinando si pueden aislar este compuesto beneficioso que se encuentra en la leche materna de las madres activas y añadirlo a la fórmula infantil.

«Este oligosacárido de la leche humana tuvo un impacto significativo en la salud de la descendencia. Poder añadirlo a la fórmula podría proporcionar beneficios a los bebés cuando las mujeres no pueden amamantar», dijo Stanford.

NetSportG la aplicación para entrenadores